El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió a los gobernadores que se oponen al plan de vacunación del Gobierno federal que no usen la vacuna con “propósitos electorales” y garantizó que todos los ciudadanos de México serán vacunados contra la COVID-19.

“La vacuna no se puede utilizar con propósitos electorales. Sería ruin, una mezquindad. No queremos polemizar sobre este tema”, expresó el Presidente en una conferencia de prensa en el norteño estado de Sonora.

La Alianza Federalista, que agrupa a 10 gobernadores opositores del norte y centro del país, arremetió recientemente contra el plan centralizado de vacunación del Gobierno federal, que no prevé que los gobiernos estatales y los laboratorios privados puedan adquirir sus propias vacunas.