La declaración de Emilio Lozoya Austin sobre la entrega de 52 millones 380 mi pesos en sobornos a legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) para que se aprobarán las reformas integradas en el Pacto por México, continúa generando reacciones en el escenario político del país.

Ahora fueron dos de los supuestos implicados, Ricardo Anaya Cortés, excandidato presidencial del blanquiazul y entonces coordinador de los diputados del PAN, y Francisco García Cabeza de Vaca, actual Gobernador de Tamaulipas.

De acuerdo con el diario Reforma, los políticos enviaron una carta al medio nacional para negar su participación en la recepción de sobornos por parte de Lozoya Austin.