Superiberia
  • opción para la gente que no tiene muchos recursosEl primer lote que elaboraron fue destinado a hospitales y clínicas en la Ciudad de México y Estado de México, es decir, en la zona metropolitana.


CDMX.- Ver las fotografías de cuerpos de víctimas de Covid-19 metidos en bolsas y apilados en el piso, en las camillas o en la morgue de los hospitales, hicieron reflexionar a Gonzalo y su equipo y llevarlos a cambiar un poco el giro de su negocio. De elaborar cajas de cartón de todos tamaños cambiaron a hacer ataúdes de este material, una forma económica y sencilla para los tiempos de crisis que se viven en México por la pandemia.En poco tiempo el equipo asentado en Toluca, comenzó a trabajar en el diseño, en las medidas, en los materiales para obtener el cajón que cubriera con las demandas de la situación, para ello escogieron materiales resistentes para soportar pesos de hasta 125 kilos, que fueran amigables lo más posible con el medio ambiente y económico, pues cada féretro tiene un costo de menos de 200 pesos.”Es cartón corrugado, pero bueno la resistencia y los papeles que utilizamos son resistencias muy altas y resistencias que también bueno incluso, el ataúd está pensado para que el cuerpo se introduzca al horno con todo y ataúd, entonces también era un tema de intentar encontrar el cartón adecuado para que tampoco genere demasiado humo, ya que los crematorios tienen ciertas limitantes en cuestión de emisiones, tratar de que no sea humo negro, el papel produce humo negro, pero bueno ante una crisis como esta de cierta forma es entendible que pudiera haber un poco más”.El cambio de giro momentáneo en la empresa, ha generado entre los trabajadores un poco de miedo y shock; sin embargo, entre todos han tomado conciencia de que es una forma de aportar con lo que saben hacer y la manera en que van a apoyar a México.Los ataúdes de cartón han sido opción para la gente que no tiene muchos recursos, pues tan sólo en Toluca un servicio funerario cuesta alrededor de 12 mil pesos con un féretro sencillo de madera o aluminio, más el costo de cremación.

Vecino