Diversas zonas de Londres y el sureste de Inglaterra se vieron afectadas por un corte de energía a gran escala.


El problema con dos generadores es lo que causó la falta de suministro eléctrico.

El apagón provocó que algunos semáforos no funcionaran, según Transport for London (TfL), y que también se haya interrumpido el servicio de trenes.