• CIRCULA EN REDES SOCIALES
  • Los docentes también son héroes de esta época tan especial.

CDMX.- De un día a otro, los docentes montaron todo un sistema de educación obligatoria a distancia, sin previa capacitación para continuar con su misión de vida desde casa… Con dedicación.
¿Materiales? Su computadora privada y personal; aumentar su capacidad de Internet, su luz… pagadas de su bolsillo.
¿Espacios? La sala de su casa, que la hace pública a desconocidos, la
intimidad de su casa.
¿Derechos de autor? ¡Cedidos! Investigaciones, imágenes, textos, tareas…
¿Requisitos? ¡Muchos! Quejas de todos en todo momento, sin sensibilidad al esfuerzo repentino a que están sometidos.
La escuela en la sala de casa nunca termina.
Un millón de correos electrónicos para atender… grupos por WhatsApp, llamadas, quejas de los padres, atención personalizada, acercándose a la función tutorial… reuniones en cualquier momento, mensajes de todo orden, capacitaciones repentinas, ser maestros y psicólogos al mismo tiempo. Practicar la paciencia y la tolerancia.
Gestores, alumnos, familias, Sociedad… ¡Los profesores están trabajando!
En realidad multiplicaron por mucho sus horas de trabajo, pues ahora aclaran las dudas uno a uno, acompañan a sus colegas a juntas de padres vía Zoom, corrigen las tareas una a una……donan más allá del contenido, sin hablar de las directrices de orden psicológico, dentro de la comprensión de hacer que los estudiantes vean la trascendencia de lo que estamos viviendo…
Hay esposos, esposas, novios, novios y aún más importante, hijos que no entienden la labor de un maestro y exigen atención en la casa… Más agobio para los maestros incomprendidos y criticados.
¿HABRÁ APLAUSOS PARA LOS DOCENTES? Creo que es justo y
necesario.
¡Sí, aplaudo a los maestros! ¡Yo aplaudo a los docentes con todas mis fuerzas! Por brindar a la educación, el lugar que le corresponde en esta época de crisis.
Son parte de la historia.. ¡Aunque no sean
aplaudidos!
¡Aquí está un millón de aplausos para todos los docentes! Muchas gracias a todos los maestros por su enorme labor, porque también son héroes de esta época tan especial.
Vayan mis aplausos para maestros y profesores que sí y no conozco y
admiro.