El regulador del mercado de Italia ha interpuesto una multa de 10 millones de euros contra Apple por “prácticas comerciales engañosas y agresivas” por promocionar que últimos modelos de iPhone contaban con resistencia al agua sin especificar que esta solo estaba garantizada en condiciones de laboratorio.

En sus últimos buques de celulares, las familias iPhone 8, X, XS y 11, Apple utilizó como uno de sus puntos comerciales su resistencia al agua, de hasta 30 minutos de uno a cuatro metros de profundidad según el modelo.

Esta publicidad supone dos “prácticas comerciales engañosas y agresivas”, según ha dictaminado este lunes en un comunicado el máximo regulador del mercado y la competencia de Italia, la Autorità Garante della Concorrenza e del Mercato (AGMC).