Córdoba.- Dos sujetos armados con navajas sorprendieron a la encargada de la Farmacia G. I. de la Veracruz, ubicada en el bulevar Othón Arróniz casi esquina bulevar Córdoba-Peñuela, donde tras amenazarla con las armas y meterla violentamente al baño, se apoderaron de la cuenta del día, teléfonos celulares y una laptop, para emprender la huida hacia el rumbo de la estación del ferrocarril.

Policías municipales del “sector platas” tras ser alertados y obtener la descripción de los ladrones, implementaron un “cerco” de seguridad para tratar de aprehenderlos, solo que los hábiles ladrones se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

Anoche mismo, el dibujante de la policía municipal, realizó el retrato hablado de los ladrones, mismos que ya son buscados afanosamente por los uniformados; en tanto, propietarios de la farmacia afectada, presentaría formal denuncia ante las instancias ministeriales.

Los sucesos fueron a las 18:00 horas, cuando dos sujetos que fueron descritos como tipo vándalos, uno de ellos de playera blanca, de barba cerrada y cabello corto, acompañado de otro sujeto de complexión regular y playera negra, simularon ser unos clientes y solicitaron a la encargada del local un medicamento.

Tras darse la vuelta para surtir la receta, ambos sujetos abrieron una pequeña puerta que se encuentra junto al mostrador, donde puñales en mano exigieron a la dependienta que se metiera al baño o de lo contrario atentarían contra su vida y una vez dentro, los ladrones la encerraron para consumar el ilícito.

Los rateros abrieron la caja registradora en donde tras sus nerviosas acciones, borraron el “corte del día” el cual ascendía a $4 mil pesos aproximadamente, además de cargar con una computadora, un teléfono celular y una bolsa de mano propiedad de la encargada y una vez con el botín en sus manos, huyeron corriendo para la zona de la estación del tren, donde se perdieron ayudados con la oscuridad.

Eleuterio Espinoza 

Benítez

EL BUEN TONO