Apple y Google aseguraron este viernes que desactivarán el proyecto conjunto de rastreo de contactos sociales anunciado hace dos semanas para hacer frente al COVID-19 en cuanto la pandemia haya remitido, tratando así de calmar los temores de que la práctica se perpetúe.

En una llamada telefónica con la prensa, ambas empresas explicaron que quienes determinarán si el COVID-19 ya no supone un riesgo inminente serán las autoridades sanitarias de cada región, pero que en cualquier caso su objetivo no es mantener activo el proyectos de manera indefinida.

Las dos firmas sorprendieron a principios de abril con una alianza sin precedentes en un entorno de gran competencia en la industria tecnológica al revelar que estaban trabajando conjuntamente en un proyecto para usar datos de movilidad de las personas en la lucha contra la pandemia de COVID-19.