ads

Zamora.- El jefe de la policía y el comandante de operaciones del municipio de Zamora, Michoacán, fueron asesinados a balazos, informó la Fiscalía General del Estado.

César Iván Marín Jaimes, director de Seguridad Pública, y Antonio Del Moral Padilla, comandante de operaciones de Zamora, fueron hallados muertos en un vehículo abandonado en la Autopista México-Guadalajara, sobre el tramo Panindícuaro-Churintzio.

El ataque a los jefes policiales tuvo lugar en los límites de Churintzio, un municipio vecino de Zamora, y ambos llevaban pistolas de calibre nueve milímetros aunque no se determinó si fueron utilizadas, señalaron las autoridades.

En un comunicado, la Fiscalía confirmó el doble crimen y señaló que entre las líneas de investigación que se siguen en este caso se destaca una posible venganza de sicarios al servicio del narcotráfico.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán (SSP), las víctimas regresaban a Zamora después de haber estado en la ciudad de Morelia, donde sostuvieron reuniones con sus superiores.

Apenas el 29 de abril del 2019, fue asesinado a balazos Daniel Torres, entonces director de Seguridad Pública de Zamora, cuando se encontraba con su familia en el municipio de Ocotlán, en el estado de Jalisco.

El Gobierno de Michoacán ha identificado a Zamora como uno de los municipios más violentos de la región occidente del país, pues en promedio se cometen entre dos y cinco asesinatos a balazos por día.

En Michoacán opera el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), la Nueva Familia Michoacana -con su brazo armado autodenominado como Los Viagras– y Los Caballeros Templarios, lo cuales se disputan a sangre y fuego el control de actividades ilícitas como secuestros, extorsiones, tráfico de drogas y asesinatos a sueldo.

El Gobierno del estado entregó este miércoles 140 patrullas a la policía estatal para reforzar la seguridad en los 113 municipios del estado y anticipó que en los próximos días habrá una reestructuración de la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

ads