in ,

Atacan cárteles con minas antipersonales a fuerzas federales en Jalisco

Superiberia

AGENCIA

Santa María del Oro, Jalisco.- Una serie de videos grabados por habitantes, personal de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano revelaron la manera en que una célula criminal del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) atacó con minas antipersonales a fuerzas federales en enero de este año, según dio a conocer EL UNIVERSAL.

Los ataques ocurrieron cerca de la localidad de Zipoco, en el municipio de Santa María del Oro, Jalisco, dejando un saldo de un militar muerto y siete más lesionados.

En las imágenes captadas desde una cámara instalada en una patrulla de la Guardia Nacional se puede observar cómo estalla una segunda mina. Los reportes de las áreas federales de seguridad indican que mientras las fuerzas recorrían un camino de terracería en esa zona sur de Jalisco, estalló uno de los explosivos debajo de un camión militar, dejando seis elementos del 17 Batallón de Infantería heridos.

Esa explosión también fue captada por otra cámara. El vehículo, conocido como Sandcat, iba al frente del convoy de fuerzas federales, y cuando dos tripulantes de una camioneta militar descendieron para auxiliar a sus compañeros heridos, estalló otra de las minas, dejando un militar muerto y otro gravemente lesionado en ese punto cercano a los límites de Santa María del Oro y Jilotlán, Jalisco.

La célula criminal del CJNG se había apoderado de la localidad de Zipoco y las rancherías cercanas, saqueando viviendas, ranchos y tiendas de abarrotes. Los medios informaron sobre el despliegue del cártel en esa zona desde noviembre pasado, cuando los habitantes reportaron varias camionetas con gente armada.

El grupo delictivo se movilizaba en camiones blindados y equipados con ametralladoras Minigun, con los que atacaban a personal militar y a las rancherías, lo que provocó que decenas de personas huyeran o fueran desplazadas.

El 18 de enero de este año, el personal del 79 Batallón de Infantería de la 15a Zona Militar inició una operación para recuperar los poblados, desmantelando y asegurando puntos de control y abastecimiento de gasolina y víveres del CJNG, desde Jilotlán hasta Zipoco.

El grupo delictivo colocó seis minas de guerra en menos de un kilómetro, dos de las cuales provocaron el siniestro. El resto de los explosivos fue detonado controladamente por el Ejército Mexicano antes de que pudieran ser activados por los pobladores.

Ante la respuesta armada del CJNG, el personal del 79 Batallón logró tomar el control de Zipoco y avanzar en su despliegue hacia los lugares donde había presencia delictiva.

PUBLICIDAD CANAL OFICIAL

Se incrementa el gas en córdoba en un año

Confirma Hidrosistema adquisición de unidades de lujo