Nogales.- Una comisión municipal integrada por directores de Limpia Pública, Medio Ambiente y Salud, se encargará de analizar la contaminación que genera la empresa Arrendadora Constructo S.A. de C.V., cuya representante legal es la señora Mónica del Carmen Canales García.

Por órdenes del alcalde Eloy Enríquez Merino, se integrará la comisión de supervisión, encargada de revisar y, de acuerdo al resultado, dar aviso a las dependencias como son la Secretaría del Medio Ambiente, y sean éstas quienes determinen la gravedad de las posibles afectaciones.

Juan Carlos Sierra García, director de Limpia Pública del Ayuntamiento de Nogales, recordó que en 2011 hubo un derrame de lixiviados y posteriormente hubo otro por escurrimiento de lodos industriales, a lo cual la Procuraduría del Medio Ambiente dio el debido seguimiento.

“El Ayuntamiento levantó dos actas administrativas, y meses después llegó un resolutivo donde supuestamente aplican sanciones al relleno sanitario, pero sin darnos a conocer esas sanciones”, explicó Sierra García, quien estuvo anteriormente comisionado al caso.

El Alcalde tiene como primer paso buscar una audiencia con los concesionarios, dijo, pero ésta no se ha dado; “estamos en un periodo donde los estamos invitando, y si no acuden al llamado se actuará conforme a derecho”.

Adelantó que en el contrato de concesión, el Ayuntamiento está en su derecho de hacerlo valer si la empresa en mención no da cumplimiento en un tiempo razonable al llamado.

Dicho contrato enumera en clausulas las obligaciones y derechos tanto del Ayuntamiento como de Arrendadora Constructo, (empresa filial de Grupo Constructo) para la administración del relleno regional de las Altas Montañas.

Ayer, tras realizar un breve recorrido en la zona contaminada, aún se aprecian las lagunas de lixiviados vertidos por empleados de dicha empresa, por lo cual el Ayuntamiento espera que los propietarios de la empresa den la cara.

 

COLABORACIÓN:

Moisés González

El Buen Tono