Córdoba.- Un hombre que se identificó como propietario del bar “Opus” estuvo a punto de causar una desgracia de funestas consecuencias, luego atropellar a una mujer y una niña, tras perder el control de la camioneta que conducía en aparente exceso de velocidad y luego de “ganarle” una curva ubicada en la tercera sección de San Nicolás.

Elementos de Seguridad Pública del Estado que mantenían recorridos de vigilancia por la zona, aseguraron al presunto responsable, quien fue entregado a uniformados de la Dirección de Tránsito y vialidad municipal para que tomaran conocimiento y se hicieran cargo de la situación.

Los sucesos ocurrieron a las 11:00 horas de ayer, en la avenida principal y calle Pomarrosa, lote 44 de la colonia San Nicolás, tercera sección, cuando María del Carmen Santos Chávez, de 53 años y la niña Virginia Pérez Huerta de 11 años, se encontraban afuera de su vivienda platicando en el portón.

Intempestivamente se apareció una camioneta Ford, Windstar, color vino, YHA 79-48, la cual salió de una curva ubicada en el lugar, se subió a la banqueta y arrolló a la niña y la mujer, la cual jaló por instinto a la infante hacia dentro de la casa, cayéndose ambas en el corredor, presentando lesiones leves, en tanto que la unidad terminó estrellándose en una columna.

El propietario de la unidad responsable, que se identificó ante las autoridades como el propietario del bar “Opus”, de nombre José Luis Gamboa Díaz, de 43 años, con vivienda en la manzana 15 lote 6, de la unidad Antorchista, pretendió evadir los procedimientos vehiculares al llamar a un médico amigo suyo, para que atendiera a las lesionadas.

 

Eleuterio Espinoza

El Buen Tono