Córdoba.- Uniformados militares de la Marina Armada de México del grupo de inteligencia, patrullan calles y avenidas del municipio, donde realizan detenciones de personas y vehículos que les resultan sospechosos a las fuerzas armadas, quienes no dan información a detalle de sus acciones.

Es que ante la crecida ola de violencia desatada en Córdoba y municipios conurbados, la presencia militar ha ido en aumento, realizando patrullajes matutinos, vespertinos y nocturnos, con camionetas oficiales e incluso vehículos particulares.

Soldados se estacionaron en una tienda frente a la Escuela de Bachilleres Artes y Oficios, ESBAO, en donde ordenaron al conductor y acompañante de un Nissan Tsuru, blanco, placas YJL 87-43, a someterse a una revisión, los cuales tras identificarse como trabajadores de Telmex, fueron dejados ir por los efectivos militares.

Lo mismo sucedió con dos jóvenes que caminaban por la zona, los cuales cargaban unas mariconeras y teléfonos celulares, quienes al parecerles sospechosos a los federales, les marcaron el alto y empezaron a cuestionarlos sobre varios temas.

Militares al notar la presencia del fotógrafo, solicitaron que no se tomaran gráficas de ellos, -incluida una mujer militar- debido a que “sólo se hallaban de paso” por la zona, como el convoy de Marinos que se estacionó en la autopista el viernes pasado, en el kilómetro 291.

Las versiones de que se trataba de personal castrense de inteligencia tomaron fuerza luego de que algunos de ellos, en sus cascos tienen adheridas cámaras de video y tanto sus unidades como algunos de sus implementos, poseen localizadores vía satélite de los conocidos como GPS.

 

De la redacción

EL BUEN TONO