Córdoba.-  Con una contusión moderada de cráneo, así como contusiones en diversas partes del cuerpo terminó un sexagenario la mañana de ayer en las inmediaciones del mercado La Isla, luego de ser atropellado por el conductor de una unidad desconocida el cual se dio a la fuga sin ser identificado; el pensionado se debate entre la vida y la muerte.

Paramédicos de la Cruz Roja que fueron alertados de los sucesos, atendieron al lesionado al que encontraron boca abajo, siendo trasladado de emergencia al Hospital General Córdoba para que médicos lo mantuvieran en observación y le realizaran unos estudios, debido a la gravedad de sus lesiones.

Los sucesos ocurrieron a las 06:30 cuando el sexagenario que fue identificado como Próspero Espino Arellano, de 60 años, con vivienda en la calle 23 avenidas 8 y 10 de la colonia Úrsulo Galván, pretendía cruzar la prolongación de la avenida 6, por el mercado la Isla.

Aparentemente esta persona pretendía cruzar sin el debido cuidado, siendo atropellado por un vehículo desconocido, quien lanzó contra el pavimento al anciano, de donde fue rescatado sin sentido por socorristas de la benemérita Cruz Roja, quienes tras inmovilizar al paciente, lo canalizaron de emergencia al Hospital General Yanga.

Aproximadamente dos horas después de ocurrido el suceso, al nosocomio se presentó un hijo del lesionado, el cual reconoció a su padre y pidió que fuera trasladado al IMSS de Orizaba por la gravedad de su estado, ya que presentó fractura de cráneo moderado, lesiones abrasivas en manos y rodillas, así como múltiples contusiones.

 

ELEUTERIO ESPINOZA BENÍTEZ

EL BUEN TONO