CDMX.- Las funerarias registran de nueva cuenta un incremento en los servicios de cremación a partir de hace mes y medio, por muertes a consecuencia de Covid-19.

Algunos hornos crematorios trabajan ya al 50 por ciento de su capacidad máxima, ocasionando en algunos casos la espera de hasta 12 horas para incinerar los cuerpos. 

Desafortunadamente estamos teniendo un repunte de la pandemia, estamos atendiendo un promedio de 45 y 50 servicios diariamente (…) en el mes de mayo que fue el pico más grande, llegamos a tener hasta 80 servicios al día” mencionó Manuel Ramírez Díaz, director general de un grupo funerario. 

Dijo que los cuerpos son resguardados en cámaras frigoríficas en lo que esperan turno para ser ingresados a los hornos, los cuales pueden cremar hasta ocho cuerpos por día, los cuales generan hasta los mil grados centígrados y tienen un proceso de enfriamiento entre cada servicio. 

Recalcó que hasta el momento no ha tenido una saturación; sin embargo, no descarta la posibilidad de que con el paso de los días la
situación se complique.