Las manifestaciones a favor del establecimiento de un gobierno civil en Sudán, luego de la caída del presidente Omar al Bashir la semana pasada, aumentaron hoy en la capital y otras ciudades del país, pese al compromiso de la Consejo Militar Transitorio de convocar elecciones en dos años.

Al grito de “¡Libertad!” y “Revolución”, miles de sudaneses, en su mayoría jóvenes, se plantaron este lunes en la sede del cuartel general del Ejército en Jartum para exigir la creación de una administración civil, mientras que muchos más tomaron las calles de otras ciudades con el mismo llamado.

La Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA), al frente de las protestas, instó a los partidarios a frustrar cualquier intento del Ejército de dispersar la sentada en Jartum y evitar provocaciones, similares a las registradas en días pasado que terminaron con un saldo de 16 muerto y más de veintena de heridos.