El Servicio Nacional Meteorológico de Estados Unidos confirmó la noche del domingo la muerte de ocho personas y decenas de heridos debido a tornados e inundaciones en Texas y Misisipi, en medio de pronósticos de fuertes lluvias y vientos en el noreste del país.

El paso de una decena de tornados provocó inundaciones, daños materiales y apagones en miles de hogares del sur del país. El Meteorológico alertó para el domingo por la noche posibles lluvias acompañadas de fuertes vientos en el noreste del país.

Las tormentas que afectaron este fin de semana al sur de Estados Unidos desencadenaron tornados e inundaciones que dejaban hasta la tarde del domingo por lo menos ocho fallecidos, una docena de habitantes lesionados y destrucción en gran parte de Franklin, una ciudad de Texas.