Orizaba.- Un 70 por ciento de ventas han registrado los comerciantes del mercado de artesanías, a partir de la primera quincena del mes se intensificaron las visitas.

Algunos citaron que la contingencia sanitaria por el Covid-19 los obligó a permanecer en casa, pues el zoco fue cerrado por varios meses; sin embargo, luego de abrir, la afluencia de visitantes nacionales aumentó considerablemente.

Señalaron que los productos elaborados por personas de la sierra son los más adquiridos; sin embargo, todos de alguna manera han tenido ventas y esperan así seguir para los últimos días del año.

Confían que la pandemia no rebrote, de lo
contrario, se verían seriamente perjudicados al cerrar nuevamente los espacios que hoy en día ocupan y que en su mayoría son el sostenimiento principal de la familia.