• AFIRMA LA CTM

CÓRDOBA.- Debido al aumento del 15 por ciento al salario mínimo, este quedará pulverizado, afirmó Jaime Anaya Romero, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).
Y es que refirió que, al registrarse el aumento, por consecuencia hay una inflación y el alza de muchos productos y
servicios.
Enfatizó que cada año los aumentos salariales generan una cascada de aumentos a los precios de los insumos, en especial a los de la canasta básica, por lo que al final, no sirve de nada.
Incluso coincidió con líderes empresariales, como la presidenta de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope), en cuanto a que este anuncio podría generar mayor desempleo, ya que las condiciones económicas del patrón no son las adecuadas para solventar estos gastos y podrían recurrir al recorte de empleos, o incluso, en la informalidad, es decir, que dejen de pagar
prestaciones sociales.
Anaya Romero también consideró que no era el momento para dicha decisión, ya que la mayoría de los patrones quedaron seriamente lastimados a causa de la pandemia.
El entrevistado incluso no descartó que, para algunos patrones, al no cumplir con esta decisión, podrían mediar con los trabajadores, es decir, ofrecer un incremento menor al autorizado, que tendrán que aceptar los empleados, a fin de no perder el
trabajo.