• Pobladores temen que este período vuelvan a enfrentar otra situación similar a la de 2019.

Australia.- El país sigue en cenizas a 12 meses de los peores incendios de su historia; la primavera que inició el pasado 1 de septiembre y concluye el 30 de noviembre, trae malos recuerdos a la población, tras del infierno que se enfrentó el año pasado.
Recordaron la “ola” de incendios que arrasó con más de 10 millones de hectáreas y afectó al medio.
El fuego provocó la muerte de 1.2 millones de animales, entre canguros, koalas y cacatúas, así como la devastación de miles de hogares y negocios. Las personas tienen temor que ante el clima seco y las temperaturas cada vez más extremas, se vaya a presentar una temporada de incendios tan poderosa como la 2019.
Los bosques que alguna vez fueron verdes y frondosos, ahora lucen sin vegetación, con árboles muertos y ausencia de ejemplares de vida silvestre.
Una usuaria de Twitter de origen venezolano que vive en Australia, Blanca Ochoa, subió el pasado 12 de septiembre, un video que grabó mientras circulaba por una carretera a lado de un bosque, donde todavía se pueden observar los daños que dejó el fuego, por ello la preocupación por el presente.