La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobó el segundo respirador mexicano, desarrollado entre empresas privadas e instituciones públicas.

El respirador de emergencia VSZ-20-2, fue desarrollado en 10 semanas por 15 instituciones, públicas, empresas y universidades. Este respirador es totalmente automático y con él se podrá atender a pacientes graves contagiados de la COVID-19.

El 29 de marzo se emitió una convocatoria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán para perfeccionar un prototipo de respirador que fuera hecho en México, el proyecto fue impulsado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).