ads

A la pandemia del coronavirus se suma ahora un nuevo temor en Estados Unidos: el avispón asiático gigante (Vespa Mandarinia), originario de Japón  y que llegó al país norteamericano en plena pandemia de Covid-19. En Washington, locales alertaron sobre el avistamiento del avispón asiático gigante en medio de la preocupación por la protección de colmenas de abejas. 

Los científicos temen que la especie asiática pueda acabar con las colmenas al ser las abejas una de sus fuentes principal de alimento. Sin embargo, la preocupación crece debido a que el avispón tiene un veneno letal que en promedio mata a 50 personas en Japón al año. La vespa mandarinia se caracteriza por tener una coloración naranja y café oscuro que corresponde a un cuerpo entre 5 centímetros y 7.5 de longitud.

Los avispones además son agresivos. Si una persona sufre varias picaduras, el veneno puede equivaler al de una serpiente y provocarle la muerte. 

ads