Córdoba.- En días pasados un trabajador de Limpia Pública del Ayuntamiento de Córdoba fue arrollado en el Bulevar Córdoba- Fortín, perdiendo la vida, sin embargo este lamentable fallecimiento parece no importarle a los directores de dicha área, pues continúan enviando a los empleados a realizar labores de limpieza en las arterias de alta velocidad, poniendo en grave riesgo su integridad física.

Cabe señalar que estos trabajadores tienen un sueldo miserable en comparación con los jefes de dicho departamento, quienes además laboran con el formato de semana inglesa.

Parece que el Ayuntamiento de Córdoba se le olvida que tienen una barredora mecánica y prefiere poner en peligro la vida de los empleados de Limpia Pública, a quienes ni siquiera les proporcionan los conos de señalización, para que los conductores sepan que están realizado la limpieza y reduzcan la velocidad al transitar por esas vías.