México, D.F.- Mario Balotelli, quien la semana anterior  tuvo un polémico incidente con el técnico Roberto Mancini durante el entrenamiento del Manchester City, se vio contento al momento de firmar algunos autógrafos para fanáticos del conjunto inglés.

A su salida de las instalaciones del club, el delantero detuvo su suigéniris automóvil deportivo, que se distingue por el camuflado que exihibe, y le dedicó algunos minutos a un grupo de seguidores.

Recientemente, Balotelli recibió una nueva oportunidad de reintegrarse al equipo Citizen, el cual se encuentra segundo en la Liga Premier de Inglaterra, siete unidades detrás de su vecino, el Manchester United y se aferra la lucha por los primeros sitios.

 

AGENCIA