in

Bandera de México, legado de identidad

Superiberia PUBLICIDAD

Agencias

cdmx.- El 24 de febrero marca una fecha trascendental en la historia de México: el Día de la Bandera Mexicana. Aunque su establecimiento oficial data de 1934, fue en 1940 cuando esta conmemoración nacional fue reconocida por decreto del presidente Lázaro Cárdenas del Río.

La génesis de nuestra amada Bandera se remonta a 1821, cuando Agustín de Iturbide, inspirado por el deseo de garantizar derechos a los mexicanos, proclamó la Independencia de México. Fue en ese momento crucial cuando nació nuestro símbolo patrio.

En la declaración del Plan de Iguala, Iturbide portaba la trigarante Bandera con sus característicos colores verde, blanco y rojo, dispuestos en franjas diagonales. Estos colores llevaban consigo significados profundos: el blanco representaba la religión católica, el verde simbolizaba la Independencia de México ante España, y el rojo abogaba por la igualdad y la unión entre mexicanos, españoles y las diversas castas.

Después del fin del Imperio de Agustín de Iturbide en 1823, el Congreso Constituyente oficializó la Bandera Nacional, manteniendo los colores originales, pero realizando modificaciones significativas. Se eliminó la corona imperial del águila y se incorporaron los símbolos republicanos de las ramas de laurel y encino.

A mediados del siglo XIX, con Benito Juárez en la presidencia, se redefine el significado de los colores de la Bandera como respuesta a la separación del Estado y la Iglesia. Ahora, el verde representa la esperanza, el blanco la unidad y el rojo la sangre derramada por los héroes
nacionales.

El 24 de febrero de 1984 marcó otro hito importante con la entrada en vigencia de la nueva Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales. Establece las especificaciones precisas de la Bandera Nacional.

CANAL OFICIAL

Sospechan ‘mano negra’ en recolección de basura, camiones usarían placas sobrepuestas

Símbolo patrio que se cultiva, estandarte