• La otra pandemia
  • Abrieron en todas las colonias; se estima que son más de 600

CÓRDOBA.- Luego de negar estar billeteados, propietarios de bares y cantinas denunciaron que Córdoba está infestado de bares clandestinos ante la complacencia de la Policía Municipal y del ayuntamiento local.
Lo anterior fue dado a conocer por líderes de bares y cantinas de la ciudad, quienes señalaron que ante la negativa de la alcaldesa Leticia López Landero de dejarlos trabajar, se han expandido como “virus” las cantinas clandestinas habilitadas en casas, patios, cocheras, azoteas, sótanos y todo espacio donde quepan unas mesas con sillas para atender a los parroquianos.
Ex meseras, cocineras, chicleros y hasta boleros, ahora son “nuevos” comerciantes de vinos y licores.
La apertura de cantinas ilegales podría ser otro jugoso negocio de las autoridades, pues ha trascendido que los nuevos “propietarios” estarían pagando 200 pesos, que multiplicados por 600 tugurios, significan la jugosa cantidad de 120 mil pesos diarios.
Los legítimos propietarios exigen la clausura de esos negocios y el cumplimiento de los acuerdos tomados con el ayuntamiento, mismos que incumplieron y, por ende, no descartan próximas protestas.