Orizaba.- La doctora Celida Duque Molina, delegada del IMSS Veracruz-Sur “es indolente” al peligro de muerte que corremos cientos de médicos, enfermer@s, camilleros y hasta choferes de ambulancia que estamos en la primera línea de batalla contra el nuevo Coronavirus, aseguraron trabajadores consultados sobre el abasto de equipo que, según las autoridades se cumplió en tiempo y forma.
En nuestra edición de este domingo dimos espacio a las afirmaciones del IMSS en el sentido de que “los insumos recibidos por el almacén central y producto de donaciones han sido distribuidos de manera inmediata y equitativa entre los hospitales. Asimismo se asegura que cinco integrantes de la jefatura de Prestaciones Médicas, apoyan el trabajo del Hospital General de Zona Número 36 de Coatzacoalcos con el mayor número de casos de Covid-19.
Al respecto, los empleados del Seguro Social aclaran que la quinteta de Prestaciones Médicas que apoya en Coatzacoalcos está conformada por “enemigos” del jefe del área, doctor Pedro Martínez Serena, a quienes pretenden obligar a que renuncien vía el acoso laboral y poniéndolos en riesgo al enviarlos a donde “hierve de Covid”.
Asimismo, revelan que Celida Duque explota a sus colaboradores más cercanos de confianza, algunos de los cuales llegan a las oficinas de la delegación a las 08:00 horas y son la 01:00 o 02:00 horas del día siguiente y no les permite ir a descansar.
Exigen una investigación a la nueva delegada, ya que si bien les rescindió contratos a integrantes del cuerpo de gobierno, todos señalados por corrupción desde hace meses en las páginas de EL BUEN TONO, todavía hasta el mes de marzo, inexplicablemente “la ropa sucia de los hospitales de la delegación se enviaba a lavar hasta Coatzacoalcos a una empresa presuntamente propiedad del ex delegado, Jorge Tubilla Velasco.
Además, a ninguno de los corridos les fincó responsabilidad penal o al menos no informa los números de las carpetas de investigación, si es que las hay, como también oculta los nombres de las empresas a las que les subroga servicios médicos y el monto de los contratos, por lo que también es sospechosa de corrupción por encubrimiento.