Tlilapan.- Un campesino de la comunidad de Tonalixco fue encontrado muerto la noche del viernes, al caer a un desnivel de 200 metros de profundidad.

Se llamó Pedro Antonio, de 80 años, con domicilio en la citada comunidad, y fue identificado por su nieto, Gonzalo Aparicio Sánchez.

En detalles, el muchacho explicó que el viernes, alrededor de las 11 de la mañana, el octogenario salió de su casa, y se dirigió al lugar conocido como La Texmacalera, en donde realizaría el corte de café y chapoleo en una parcela de su propiedad.

A las 20:00 horas, Gonzalo regresó a su casa después de una jornada laboral, y fue entonces que su madre le informó que su abuelo no había regresado.

Por ello salieron a buscarlo, y encontraron en una vereda, a 30 metros de profundidad, el sombrero del senecto.

Asustado y temiendo lo peor, Gonzalo fue a pedir ayuda al agente municipal, y armaron una cuadrilla para localizar al campesino, encontrando su cuerpo al fondo del barranco, a unos 200 metros de profundidad.

Fue hasta las 3 de la madrugada de este sábado cuando el cuerpo fue recuperado por la brigada de auxilio, y entregado al Ministerio Público, que acudió a dar fe.

De acuerdo al dictamen médico, el agricultor murió a consecuencia de las múltiples fracturas sufridas. Su cuerpo fue enviado a la morgue de la funeraria Vásquez, en donde sería preparado para darle sepultura de acuerdo a sus creencias.

 

 

Gabriel Lagos

El Buen Tono