• Es una bomba de tiempo
  • Funcionan ‘gasolinerías’ clandestinas en complicidad con su alcaldesa, señalan pobladores

Calcahualco.- Una bomba de tiempo es el municipio de Calcahualco, donde existen varios puntos de venta de combustible de manera ilegal, tanto en la cabecera municipal como en varias comunidades.
Aunque los pobladores han solicitado a la alcaldesa que haga algo, la funcionaria se mantiene indiferente ante este problema, pues se presume que recibe dinero de los dueños de estos establecimientos.
Uno de los establecimientos se encuentra a un costado del bulevar Bernardo Aguirre, mientras que otro punto de venta de gasolina en forma ilegal está cerca de la clínica.
Los inconformes revelaron que otro sitio se encuentra en la comunidad de Excola. Al igual que las otras tiendas, esta no cuenta con las mínimas medidas de seguridad para el manejo del combustóleo.

*el tip
Incendio en vulcanizadora
“Apenas hace unos días se incendió una vulcanizadora en el centro de Calcahualco, todo hace suponer que una chispa alcanzó la gasolina almacenada, que se vende en forma ilegal en complicidad con la alcaldesa, porque no hace nada al respecto”, dicen lugareños.