Ixtaczoquitlán.- Una persona desconocida murió anoche calcinada en el interior de su camioneta, al volcar e incendiarse en el camellón central de la autopista México-Veracruz, tramo Orizaba-Fortín, en el kilómetro 283, a la altura de Sumidero.

Sus restos fueron recogidos por peritos de Servicios Periciales, adscrito a la Procuraduría General de Justicia, luego de que el fiscal del grupo especializado en delitos carreteros, Sérpico, licenciado Rey Báez, diera fe del deceso y el accidente.

Pocas de sus pertenencias fueron recogidas en bolsas de plástico, y llevadas a las instalaciones de una funeraria local para tratar de identificarlo.

La camioneta tipo Voyager de color claro pero dañada en su totalidad por las llamas que consumieron hasta los neumáticos, fue remolcada al corralón, luego de que oficiales de la Policía Federal realizaron un dictamen para cuantificar las pérdidas materiales y estipular las causas del accidente.

Se explicó que este ocurrió alrededor de las 22:30 horas, cuando el conductor o conductora circulaba al parecer a velocidad inmoderada sobre el piso mojado y con difícil visibilidad.

A la altura del kilómetro 283, la persona que conducía la camioneta Van perdió el control del volante y salió hacia el carril central, quedando recostada sobre su lado izquierdo, atrapada. Un cortocircuito hizo que la camioneta se incendiara y en el interior el conductor o conductora ardía junto con los asientos.

Desafortunadamente el incendio ya había acabado con la vida del chofer o conductora, e incluso con el vehículo, del cual sólo quedó la estructura metálica. Para las 00 horas de hoy, el coche fue rescatado con apoyo de una grúa, y los restos del cadáver fueron depositados en una funeraria.

GABRIEL LAGOS

EL BUEN TONO