Cancún.- Negocios cerrados, playas vacías, más de un centenar de hoteles cerrados en una temporada como Semana Santa que por lo regular significa una de las mejores del año para el Caribe Mexicano, es el panorama actual de Cancún en medio de la contingencia a causa de la pandemia del COVID-19.

En un recorrido realizado por el equipo de Por Esto! este jueves por la mañana en lo que por muchos años ha sido considerado el “Corazón” de la Zona Hotelera como lo es el Party Center, el cual se nota vacío y sin gente que pueda revivirlo.

Pese al buen clima que se ha mantenido en las últimas semanas, las playas de Cancún lucen desérticas desde que las autoridades determinaron su cierre total para evitar la propagación del coronavirus en el destino.

En algunas de ellas como Gaviota Azul, hay guardavidas de Protección Civil municipal, cumpliendo protocolos porque a pesar de las restricciones, hay gente que busca ingresar a las playas.

La Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres (AHCPM&IM), reportó el cierre de un total de 113 centros de hospedajes equivalente a 35 mil 778 cuartos sin operación alguna.

En los centros de hospedajes que han cerrado sus puertas, se mantiene personal de seguridad privada, vigilando las instalaciones para evitar cualquier amenaza de posible saqueo, en caso de que el problema del COVID-19 se complique más en el destino.