TLILAPAN.- “De nada sirve que se haya remodelado la Casa de Salud en la congregación de Tonalixco, cuando las instalaciones carecen de medicinas y material de curación”, afirmaron los vecinos inconformes.

Dieron a conocer que el gobierno municipal, que preside la alcaldesa Gabriela Ramos Ramírez, adquirió dos camionetas último modelo para servicio de los hermanos de la presidenta que laboran en el DIF Municipal y otro en Obras Públicas, mientras que la congregación carece de ambulancias para trasladar a quienes están enfermos.

En cuanto a la Casa de Salud que recientemente inauguraron las autoridades municipales, explicaron que sólo hay un doctor y una enfermera, pero no hay material de curación y mucho menos medicamentos para atender las enfermedades respiratorias.

Con la pandemia provocada por el Coronavirus, dieron a conocer que no hay apoyos, por ejemplo, las despensas, mientras que en otros municipios se puede observar que entregan productos básicos para apoyar a las familias que permanecen en sus casas por la
cuarentena.