Córdoba, Ver.- A comparación de años anteriores como el día de la madre y el día del padre, los cementerios de la ciudad se veían abarrotados por la gente que iba a festejar esa tan importante fecha con sus difuntos.
Ahora el panorama es desolador, ya que los panteones lucen vacíos y si aglomeración debido a la pandemia qué nos aqueja a todo el mundo.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.