Córdoba.- El inspector de la Policía municipal, Jorge García Pérez, informó que a más de mes de haber asumido el cargo, dos elementos de su corporación fueron cesados por actuar incorrectamente en el desempeño de sus funciones. 

“Yo no llegué a la policía a correr a nadie, solitos se corren”, aseveró el inspector policiaco, y advirtió a los demás elementos que quien no cumpla como funcionario será dado de baja para darle paso a quienes sí quieran trabajar y servir a la ciudadanía.

Afirmó que esto da muestra de que sí se aplica la ley a los policías que no cumplen con su labor, ya que el principal objetivo del mando policiaco es dar  puntual seguimiento a las denuncias que presentan los cordobeses.
“Estamos transformando a la policía, eso es lo que busca este Gobierno, en el mes que llevo al frente han sido dados de baja dos policías por no actuar correctamente en el desempeño de su función”, reiteró el entrevistado.

Explicó que como parte de esa nueva transformación, 25 policías rasos y cinco mandos han sido enviados a cursos y diplomados sobre garantías individuales y juicios orales, mismo que son de vital importancia porque compartirán la información a sus compañeros.

García Pérez indicó que la idea es que no sean policías represores como siempre y tengan la idea de ayudar a la población, como en los desastres naturales que se coordinan con otras corporaciones.

 

En lo que va del año más de 30 elementos han sido dados de baja, por diferentes aspectos como la falta de compromiso con la ciudadanía y otros más que han salido positivos en el antidoping.

 

 

Ricardo Jácome Zavaleta

El Buen Tono