El chef Enrique Olvera, propietario del restaurante mexicano, Pujol, estuvo en el centro de la polémica después de que su columna en el periódico Reforma, causará una ola de reacciones y memes.


En la pieza titulada “No sabes quién soy”, Olvera busca ejemplificar cómo es que se ha perdido el respeto hacia el concepto de los lugres a los que decides ir, solo por la f rase “el cliente siempre tiene la razón”.


Incluso, esta idea la extrapola a otros rubros de la sociedad y aprovecha para criticar a quienes se manejan con superioridad simplemente por su clase socioeconómica. Sin embargo, este mensaje se perdió, luego de dos ejemplos que dio y que terminaron por volverse virales.

A lo largo de su columna. el chef mexicano ejemplifica cómo los cocineros se frustran cuando algún platillo que tardaron muchas veces en perfeccionar, quiere ser “arreglado” por el comensal con un poco de limón o chiles toreados, lo cual elimina por completo lo que vuelve único a lo que está por comer.


El chef mencionó los platillos elaborados que se hacen en su restaurante y sugirió que pedir limón para acompañarlos es “una falta de respeto”.

“Con sus inconcebibles peticiones lograban desatar la furia de la mayoría de los cocineros, chefs y sous chefs, incluyéndome”, subrayó.