Río Blanco.– Un error humano a la hora de hacer el cambio de vía provocó que una locomotora, que se dirigía rumbo al patio de maniobras de Ferrosur chocara contra varias góndolas de un tren de carga que se desplazaba en esos momentos rumbo a la Ciudad de México, esto en el crucero de la colonia Modelo. 

Afortunadamente no hubo lesionados ni víctimas fatales que lamentar, mientras que los daños materiales aún no han sido valorados por la empresa ferroviaria, además de que debido a esto los cruceros que van desde la Modelo hasta Vicente Guerrero quedaron bloqueados durante varias horas por los furgones. 

Información dada a conocer señala que los hechos ocurrieron a las 07:30 horas de ayer, cuando trabajadores de vías de Ferrosur hacían las maniobras para que la máquina marcada con el número económico 4717 pudiera cambiar de vía e ingresara al patio de trabajo que está sobre la Sur 20.  

Según parece el garrotero no hizo la maniobra de forma correcta y esto provocó que la locomotora se saliera de la superficie de rodamiento y se fuera a estrellar contra al menos tres vagones tipo góndola que eran remolcadas por otra máquina. 

Poco después del encontronazo varias cuadrillas de trabajadores de Ferrosur arribaron hasta la colonia Modelo para acordonar la zona, y así evitar el paso a personas ajenas que pudieran resultar lesionadas, mientras que efectivos del Ipax resguardaron ambas máquinas para evitar actos de saqueo. 

A pesar de que la empresa no dio a conocer mayores detalles, se confirmó que se trató de una falla por parte del personal a la hora de realizar el cambio de vías, por lo que no se presentará denuncia penal alguna al no haber ningún hecho delictivo que pudiera estar ligado a este aparatoso accidente. 

REVIVEN LA TRAGEDIA

El choque entre ferrocarriles que se suscitó el día de ayer en el crucero de la colonia Modelo, hizo recordar al ocurrido el 19 de mayo de 2018, cuando un convoy que iba cargado con toneladas de granos se quedó sin frenos y se estrelló contra otro tren que estaba aparcado en el patio de maniobras de Ferrosur. 

“Escuchamos el golpe y pensamos lo peor, volvieron a mi cabeza los recuerdos de aquel “trenazo” ocurrido la madrugada del 19 de mayo”, relató uno de los vecinos al salir de su vivienda y observar a la locomotora 4717 de Ferrosur chocada contra varios de los furgones del otro ferrocarril.  

Y es que aquella mañana los habitantes de las colonias Modelo de Río Blanco y Cosida de Orizaba no daban crédito a la destrucción que dejó a su paso el accidente, en el cual perdió la vida uno de los maquinistas que iba a bordo del tren que se quedó sin frenos, mientras otros de sus compañeros salieron heridos. 

A poco más de un año de distancia, habitantes de ambos municipios aún no han borrado de su cabeza las heridas causadas por el accidente, ya que cerca de 60 familias vieron cómo el patrimonio de toda su vida quedó prácticamente sepultado debajo de los fierros retorcidos y las toneladas de maíz y trigo que iban en las góndolas. 

Es por esto que el choque entre una máquina de trabajo y otro tren de carga que se dirigía rumbo a México removió los recuerdos que los colonos tenían guardados en su memoria, aunque por fortuna el percance de ayer fue de menor impacto que el de hace un año, aunque saben que el peligro de un nuevo “trenazo” está latente.