ads

Al grito de“Black Lives Matter” (Las vidas negras importan), miles de personas hicieron este sábado retumbar la capital de EU con la mayor protesta por la justicia racial desde el asesinato el 25 de mayo del afroamericanoGeorge Floyd, que fue asfixiado por un policía blanco.

Las manifestaciones comenzaron a las 12.00 hora local (16 GMT) y se desparramaron por toda la ciudad: unas dos mil personas se concentraron alrededor del Congreso y otras mil lo hicieron en el Monumento a Lincoln para, luego, como si fueran ríos, confluir en la Casa Blanca.

ads