La Navidad

RAFAEL DELGADO.- Personal de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), intervino algunos lugares donde se expendió el alcohol adulterado que ocasionó la muerte de varios ciudadanos.

El operativo se llevó a cabo la madrugada de ayer, se conoció que decomisaron el producto para enviarlo al laboratorio y hacerle los análisis correspondientes, además de que clausuraron algunos locales.

Por su parte, la alcaldesa Isidora Antonio Ramos, pese al cierre de bares y cantinas por la contingencia sanitaria, algunos pobladores continuaron consumiendo alcohol en lugares clandestinos  en alrededores del municipio, hasta donde se han escondido para ingerir bebidas embriagantes.

“Lamentablemente, ahora algunos hombres luchan por su vida, al haber hecho caso omiso a las restricciones”.

Agregó que son varias líneas de investigaciones, ya que algunas personas dicen haber estado consumiendo bebidas embriagantes en un velorio, por lo que las autoridades correspondientes investigan la situación.

De la misma manera, pidió a quienes puedan quedarse en casa lo hagan, pues es una petición del gobierno federal y estatal porque estamos llegando al punto más álgido de la pandemia.

Trascendió que hay dos habitantes intoxicados, pero sus familiares se niegan a llevarlos al hospital porque temen puedan contagiarse con Coronavirus.