Q. ROO.- Con el objetivo de combatir y mitigar los efectos que ocasiona el sargazo en Puerto Morelos, Quintana Roo, se colocan barreras marinas frente a playas públicas, como una nueva estrategia para la contingencia, destacó la alcaldesa Laura Fernández.

El pasado fin de semana comenzó el procedimiento de anclaje e instalación de 2 mil 200 metros lineales de barreras marinas en los casi dos kilómetros de playas públicas que están bajo la atención directa del Gobierno Municipal, incluyendo la Ventana al Mar.

El uso de estas barreras es parte de los acuerdos y planteamientos derivados del Protocolo Puerto Morelos que ha consolidado al municipio como un caso de éxito debido a resultados positivos, con los que se evita la contaminación de las playas.

Otras medidas del Gobierno para la atención al fenómeno natural de arribo masivo de la planta marina son la elaboración de un Reglamento que plasme los lineamientos para el tratamiento integral del sargazo en prácticamente todas sus vertientes.

Así como la adquisición de embarcaciones para direccionar el sargazo y recopilarlo antes de las barreras, además de dos barredoras de playa de 1.9 metros de ancho, especiales para recoger este material.

Por otra parte, habrá bandas anfibias en los puntos de acopio para apoyar el retiro del sargazo en agua y terrestres para el que llegue a las playas.

El Caribe mexicano enfrenta la fuerte problemática por la llegada de sargazo a sus playas.