ads

Osaka.- Un consorcio formado por entes públicos y privados de Osaka (oeste de Japón) comenzará a probar en humanos una potencial vacuna contra el coronavirus COVID-19 a finales de este mes, según anunciaron este miércoles las autoridades regionales.

Los test en humanos serán los primeros de este tipo realizados en Japón para desarrollar una posible vacuna contra la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, explicó en rueda de prensa el gobernador de Osaka, Hirofumi Yoshimura.

El proyecto lo lleva a cabo la farmacéutica local Anges en colaboración con universidades y hospitales de esta prefectura nipona, como resultado de una iniciativa conjunta que pusieron en marcha en abril para desarrollar posibles fármacos y vacunas contra el COVID-19.

La vacuna se inoculará inicialmente a una treintena de trabajadores sanitarios del Hospital Universitario de Osaka a partir del próximo día 30, unas pruebas que se extenderán a centenares de personas hacia octubre, explicó Yoshimura en su comparecencia, recogida por la cadena estatal NHK.

Si se confirma la efectividad y seguridad del fármaco, el consorcio cree ser capaz de producir unas 200 mil vacuas antes de finales de año, y a continuación tendría que obtener la autorización de las autoridades niponas para poder distribuirlo a nivel nacional a lo largo de 2021.

“Es muy importante que podamos contar con tratamientos y vacunas contra el coronavirus. Me gustaría que desde Osaka pudiéramos liderar este primer paso para pasar de la defensiva a la ofensiva contra el virus“, dijo Yoshimura.

ads