Omealca, Ver – Un comerciante murió, asfixiado, sentado en un área abierta asignada a la cocina de su vivienda, en la comunidad de Rincón de Buenavista.
Minutos antes habló con su esposa y su hija e indicó que tenía problemas para respirar y permaneció sentado en un mueble. Su familia fue por un médico para atenderlo, pero cuando regresaron ya no respiraba.
Según los primeros informes, la víctima presuntamente se colgó de una soga que ató a un muro de la cocina, pero se desconoció los motivos, para la determinación.