Superiberia
  • Especialmente en comida

Río Blanco.- Con la pandemia de COVID-19 se disparó en un 80 por ciento el comercio informal, especialmente la venta de alimentos, competencia desleal para los establecimientos formales que enfrentan dificultades económicas y están en riesgo de la quiebra, manifestó el vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), David Castañeda Roldán.
Lamentó que como consecuencia de lo anterior, de 50 restaurantes de la región agremiados, tres cerraron de forma definitiva y en estos días definirá su situación otro más que están en peligro de la quiebra por la crisis económica que ocasionó la contingencia sanitaria desde hace 10 meses.
La restricción de ventas en los restaurantes que actualmente derivó en pérdidas y endendaumientos, originó que cualquiera desde su hogar a través de Facebook promocionara alimentos con servicio a domicilio a bajo costo.
Resaltó que como un factor negativo para el comercio formal, el informal no paga trabajadores, impuestos, prestaciones y rentas, lo que les resulta contraproducente y una competencia desleal que en los últimos  meses ha acaparado el giro comercial al que pertenecen.

Vecino