Orizaba.- Ante la nueva normalidad y debido a los bajos ingresos de algunas personas, la pérdida de trabajo y en otros casos con el fin de evitar el contagio y la propagación de Covid-19, se incrementa entre la población el uso de bicicletas.
En calles del centro histórico se pueden observar en los sitios para este tipo de transporte, enganchadas con candados para evitar que se las roben, en otras ocasiones, en los postes o en lugares cercanos de donde el ciudadano acude como son bancos o comercios para comprar víveres.