Isla Negra.- La exhumación del poeta chileno Pablo Neruda para determinar si fue asesinado concluyó ayer en apenas una hora y sus restos fueron después trasladados a Santiago para analizarlos, confirmaron fuentes judiciales y forenses.

La urna con los restos del premio Nobel de Literatura fue extraída de la tumba donde fue enterrado junto a su tercera esposa, Matilde Urrutia, en la localidad costera de Isla Negra.

La exhumación duró apenas una hora gracias a que el tiempo y las condiciones en que se llevaron a cabo los trabajos fueron mejores de lo que se esperaba y a que el féretro de Neruda, fallecido en 1973, estaba separado del de Matilde Urrutia, muerta en 1985.

Tras la rotura de la urna y el análisis con rayos equis, los restos fueron enviados a la sede en Santiago del Servicio Médico Legal (SML) , dijo a los periodistas el director de este organismo, Patricio Bustos.

Bustos indicó que lo más importante en los análisis será encontrar la presencia de tóxicos y se lamentó de no contar con fichas clínicas o biopsias, que, según dijo, “podrían haber ayudado a avanzar en el ámbito pericial y judicial” .

Algunas muestras puede que sean enviadas al extranjero para su análisis, dijo Bustos, que aseguró a los periodistas que se han recibido ofertas desde Suiza, Canadá y Suecia.

 

Agencia