Orizaba.- La secretaria general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento, Mónica Guzmán Villegas, es una de las dos personas que dieron positivo a COVID-19 mientras que dos más se encuentran como sospechosas, revelaron autoridades municipales.
“Ante esta situación estamos tomando un gran número de medidas, entre ellas los acrílicos que hay en la mayoría de oficinas para que el ciudadano no entre y en caso de que un empleado tenga COVID no contagia, si viene alguien contagiado tampoco que enferme al empleado”, expresaron.
Hasta el momento se han estado reuniendo con todos los directores del ayuntamiento, a quienes han solicitado que tengan cuidado con todo su personal tanto de confianza como el sindicalizado y que al menor indicio en cualquier situación de riesgo se analiza rápidamente.
“El objetivo es cuidarse todos bajo la nueva normalidad; sin embargo, se debe estar consciente de que hay que cuidarse hoy en día, por ello, al final de cuentas cada uno es responsable, además de que se debe hacer conciencia social acerca de lo que puede suceder”, finalizaron.