• Fue un símbolo feminista

Washington.- Tras anunciar la muerte de la magistrada, Ruth Bader Ginsburg, símbolo feminista, a los 87 años el viernes pasado, los grupos defensores de los derechos de las fémina lloraron la pérdida de su ídolo.
Sus seguidores refirieron que antes de ingresar a la Suprema Corte de Estados Unidos, ya era una defensora de la causa feminista, pero ahora su deceso amenaza uno de los principales logros: el derecho al aborto.
Coincidieron que se trataba de “un gigante de la ley” y “una fuente de inspiración para millones de mujeres”, mientras hicieron sonar las alarmas.
“Ahora honraban su legado, pero luego tendremos que luchar para preservar los ideales que defendió durante su vida”, expresó Alexis McGill Johnson, líder de la poderosa organización Planned Parenthood.
“Ruth Bader Ginsburg fue un ícono, una pionera, una heroína, una leyenda y su ejemplo debería inspirarnos en los difíciles días que se avecinan”, manifestó la directora del grupo feminista UltraViolet, Shaunna Thomas.