Córdoba.- Condena Iglesia católica el asesinato del diácono Hugo Leonardo Martínez, el cual posiblemente fue cometido por el sacerdote Francisco “N”, señaló el obispo de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, que si bien expuso aún falta que se concluyan las investigaciones, el hecho de que existen indicios fuertes en contra del presbítero sería “bastante penoso”.

Patiño Leal anotó, no se espera de ningún ministro de culto pueda ser responsable de una acción tan grave en contra de todo lo que predica la Iglesia y la fe cristiana. 

Añadió, de forma sincera se debe reconocer que en el seno de todas las iglesias existen grandes defectos, pero si existe la razón de una situación real, que se denuncie, pidió el jerarca católico en Córdoba.

En cuanto al tema de seguridad, consideró acertado sumar esfuerzos por la paz y seguridad de todos, uniendo a los ciudadanos a través de la motivación, ayudarse entre ellos, desde con la oración hasta con manifestaciones pacíficas.

En cuanto a los secuestros de los pastores registrados anteriormente, apuntó, nadie está exento de algún atentado, “estamos expuestos a la misma inseguridad como toda la gente”, asentó Patiño Leal.