Córdoba.- Tal pareciera que los funcionarios municipales, al no tener “nada que hacer en sus áreas”, mejor los llevan a barrer y pintar “de pena ajena”, ya que la ciudad se cae a “pedazos”

El Director de Educación en vez de andar pintando guarniciones debió utilizar el día para gestionar becas a los estudiantes, que bien que las necesitan, eso es más productivo que andar de “caimebien” pintando banquetas.

Laura Padilla mejor debería dedicarse a correr a la bola sin quehacer que están en la nómina, en lugar de andar pintando bardas. Debe correr a todos los parientes de los regidores, que tienen autorizados en la nómina y que cobran sin hacer nada. Además de violar la Ley por ser nepotismo. Que corra a todos los recomendados por la Alcaldesa que tienen inundado el Palacio Municipal cobrando sin hacer nada.

“Mejor que dejen de cobrar sus sueldo un mes -42 mil pesos- y donarlo a grupos en pobreza extrema. No andar queriendo caer bien pintando banquetas”.

¡Eso sí le haría bien a Córdoba!