Orizaba.- La Asociación Sendero de Vida Namac, continúa con el nombramiento de representantes de la organización en cada municipio, con ello busca brindar una atención más cercana al problema que sufren niñas, niños y mujeres; hasta el mes de noviembre de 2019 se registró la cifra más alta de violencia intrafamiliar. 

El apoderado legal, Apolinar Gálvez Garduño, mencionó que el año pasado cerraron con 15 casos de jóvenes que fueron vendidas por sus familias y obligadas a cohabitar en contra de su voluntad, a cambio de cerveza en lugares como Tehuipango, Mixtla “y eso es lo que se quiere atender”.

Dijo que es complicado hablar de este tema, pues “en las comunidades se defiende la postura de que es por usos y costumbres”, por lo que aún no se ha resuelto la problemática, por lo contrario se violan los derechos de las menores de continuar con sus estudios; lo último que importa es lo que quiere esa niña.

Además, algunos casos de menores que fueron golpeados en repetidas ocasiones, por ello, desde el año pasado se realizaron diversos nombramientos como delegados, en Orizaba está Benjamín Vivas Gil; Erick del Ángel Ponce, en Ixhuatlancillo; Hugo León Torres Guevara en Acultzingo; Artemio Peralta Hernández en Maltrata; Pánfilo Calihua Temoxtle en Tehuipango y Fermín Rosas en Aquila.