• Evidencia ignorancia

ORIZABA.- Por mucho dinero que tengan, las personas no pueden comprar preparación, conocimiento, cultura y menos inteligencia. El alcalde Igor Rojí López tristemente no sabe leer o por lo menos no sabe comprender ni razonar. En una misiva enviada a la redacción de El Buen Tono, exige un derecho de réplica a una nota publicada el pasado 15 de junio y niega haber justificado su voto (a la Reforma Electoral) porque le beneficie la reelección de alcaldes.
En dicha nota se puede leer textualmente: “El presidente municipal orizabeño justificó su voto a favor de la Reforma al asegurar que le conviene a Orizaba, porque ésta contempla la reelección de alcaldes hasta por dos periodos más, lo que según él garantiza continuidad en los programas de obra”. La nota nunca refiere que le beneficie a él, sin embargo, en su ignorancia se siente aludido y se puso un traje que le quedó muy grande para su complexión. Niega además que haya viajado al extranjero con cargo al erario municipal, pero a reserva de presentar las pruebas, si viajó a España en su carácter de alcalde, para asistir a la Feria Internacional de Turismo, es ilógico pensar que pagó los gastos de sus propios recursos, obviamente lo pagó el ayuntamiento ¿fue a trabajar o fue a pasear?
Señor director, como reportero de esta casa editorial y en uso a mi derecho de contra réplica, puedo decir que es evidente que el presidente municipal no sabe leer y mucho menos gobernar, no lo digo yo, lo dicen miles de orizabeños decepcionados de su gestión como los habitantes del fraccionamiento Jardín II que lo acusan de pretender apoderarse de unos predios.